Kia presenta en Fráncfort un concept car con tracción trasera

Potente, dinámico y anticipador, el nuevo concept car de Kia señala la nueva y distintiva dirección del diseño en la compañía.

Este sedán deportivo de cuatro puertas con tracción a lascuatro ruedas – una primicia en Kia – combina unas proporciones esbeltasy musculosas con un sofisticado y elegante habitáculo de cuatro plazas. Aunque el trabajo en el concepto del Kia GT comenzó en noviembre de 2010, la idea de una berlina potente de Kia con tracción trasera ha estadorondando en las mentes de los diseñadores europeos de Kia desde hacealgún tiempo. “Este concepto nos permite explorar nuevas y excitantes direcciones en diseño, ya que utilizar una estructura con tracción traseracrea unas proporciones muy diferentes que las de un automóvil detracción delantera”, declara Peter Schreyer, Director Jefe de Diseño de Kia. “La típica estructura de motor delantero y tracción trasera de una berlina de altas prestaciones tiene un atractivo diferenciador no sólo para el mercado local coreano, sino también para los mercados europeo y americano”.

“En el comienzo de este proyecto”, añade Gregory Guillaume, Jefe Europeo de Diseño de Kia, “el equipo de diseño se inspiró en el espíritu de los legendarios automóviles GT de los años 70: suntuosos y elegantes vehículos capaces de transportar a sus pasajeros desde París hasta el sur de Francia de forma elegante, sin esfuerzo y a alta velocidad. Quisimos crear algo igualmente elegante, atlético y seguro, pero no agresivo ni arrogante”.

Esta concentración en el dinamismo y en el ritmo se acentúa por la inspiración aeronáutica de este automóvil, ratificada por las ruedas de aleación y fibra de carbono de varias piezas con diseño de hélice, las cámaras retrovisoras inspiradas en los reactores, la entrada frontal de aire a baja altura, el difusor trasero aerodinámicamente eficiente y los apéndices que se curvan desde los flancos laterales y fluyen hasta los faros.

Este elemento de diseño en particular se inspira en el concept car de gran influencia Kia Kee, mostrado en el Salón del Automóvil de Fráncfort de 2007. De hecho, Kia tiene un gran linaje en diseño, con numerosos elementos principales que enlazan con el Pop del año pasado y con el Kee, lo que asegura un alto grado de continuidad visual a pesar de los estilos e influencias divergentes.

Uno de los objetivos clave de Schreyer y Guillaume fue garantizar que las proporciones de este automóvil no pudieran confundirse con cualquier automóvil que no fuera una berlina de tracción trasera con altas prestaciones. De ahí el alargado capó con las ruedas delanteras llevadas hasta el límite delantero del automóvil, su silueta con el habitáculo desplazado hacia atrás, los potentes hombros traseros y la parte trasera, truncada al final.

La silueta del Kia GT se acelera desde el montante A hacia la parte trasera del automóvil, y su imagen atlética mejora con una característica línea de cobre que va desde la base del montante A y a lo largo de la línea del techo para finalizar por delante de la base de la luneta trasera. Y como toque atractivo, el elemento en forma de “V” recuerda a las ventanillas triangulares delanteras de los elegantes automóviles GT que han inspirado a los equipos de diseño de Kia.

La inspiración para usar el cobre llegó tras una visita del equipo de colores y revestimientos de Kia al Festival Internacional de Diseño de Berlín DMY – el principal evento en Alemania sobre diseño contemporáneo y conceptual –, donde este metal cálido al tacto fue uno de los materiales que destacaron en esta muestra. La calidez del material se equilibra con la frialdad de la pintura de color gris pálido del Kia GT, que con sus partículas de mica captura sutilmente los matices de la luz.

Hay un tangible sentido de la fuerza y la coherencia en las fluidas líneas del Kia GT: desde cualquier ángulo denotan su intención y propósito, un elemento clave en el enfoque del diseño de Schreyer. Esta imagen de solidez se refuerza aún más con la forma en la que la línea del techo continúa pasado el montante C para encontrarse con la ventanilla trasera,  aproximando al automóvil al suelo.

Esta poderosa seguridad se equilibra con una serie de detalles llamativos.  Las pinzas de los frenos están acabadas en color cobre, lo que crea un atractivo vínculo con la característica línea del automóvil. El contorno almenado de la parte superior del parabrisas fluye hasta el techo, que está ligeramente abombado para aumentar la altura disponible para el conductor y el pasajero delantero. Y el capó tiene un ligero abultamiento con una toma de aire, lo que insinúa las potenciales prestaciones de este automóvil.

Tanto Schreyer como Guillaume están entusiasmados con los faros del Kia GT. La parrilla central, con estructura de aleación, está flanqueada por dos complejos faros, cada uno de los cuales alberga un conjunto de seis LED empotrados muy profundamente, lo que crea una imagen nocturna muy distintiva. La avanzada construcción de los faros tiene su reflejo en la única luz trasera en forma de ala que fluye alrededor de los flancos del coche e incluye dos conjuntos de tres líneas verticales.

Las puertas delanteras y las puerta traseras, con bisagras detrás, se abren hacia afuera y en un ángulo que se eleva ligeramente, aportando al automóvil lo que Schreyer describe como una sensación de elegancia y de confianza. A pesar de su escasa altura, su rápida línea de techo y su escasa superficie acristalada lateral, la arquitectura limpia y ordenada del habitáculo del Kia GT ha creado un interior amplio y ventilado, con un generoso espacio para el conductor y tres pasajeros.

Los asientos de una sola pieza flotan sobre soportes arqueados, acentuando aún más las amplias dimensiones del habitáculo. El equipo de diseño de Kia optó deliberadamente por enfatizar las proporciones del túnel de la transmisión para subrayar la potencia y prestaciones de esta berlina, pero también por equilibrar esta musculatura renunciando a una consola central cargada de botones y creando una disposición muy centrada en el conductor.

El panel de instrumentos de cristal –similar al que se vio por primera vez el año pasado en el concept car Pop– tiene tres capas de LED orgánicos. Estos no solo proporcionan una profundidad tridimensional, sino que también posibilitan que pueda mostrarse una gran cantidad de información cuando el conductor la requiere, liberando a la consola central de la habitual proliferación de controles, botones y pantallas. Con los controles montados en el pequeño y cóncavo volante de tres radios, al alcance de la punta de los dedos, el conductor puede seleccionar en la pantalla los datos que desee.

El sofisticado panel de instrumentos flota sobre la musculosa consola central, mejorando aún más la sensación de amplitud del habitáculo. El gran botón de arranque rojo y el selector giratorio de la transmisión se han combinado en un mando único y compacto, lo que libera aún más espacio en el túnel central de la transmisión. Las imágenes de las cámaras retrovisoras cilíndricas se muestran en un par de compactas y delgadas pantallas LED montadas en las puertas, perfectamente ubicadas en la línea visual del conductor.

Los tonos cálidos de cobre utilizados a lo largo de la zona superior de la superficie acristalada crean una conexión visual con la suave superficie de la piel con tratamiento metalizado utilizada en todo el habitáculo, y este matriz rojizo del habitáculo se enriquece con el tratamiento dorado de la superficie acristalada.

La idea de esta superficie de piel es simple: las áreas con las que conductor y pasajeros entran en contacto regularmente se vuelven suaves, creando una cálida y acogedora pátina en el habitáculo.

Schreyer piensa que este concepto no tiene tanto que ver con cuestiones específicas de diseño como con una idea general de la imagen, las proporciones y el equilibrio, elementos que influirán y guiarán el enfoque de sus equipos de diseño en su próximo proyecto.

“Uno de los aspectos positivos de trabajar en este proyecto fue que este automóvil es muy real”, declara Schreyer. “Te hace sentir bien trabajar en un automóvil que mañana podría estar rodando por las carreteras. Sí, sería un sueño poder llevar este automóvil a la producción: tiene una disposición lógica, con cuatro asientos, un buen maletero, y también es atractivo y dinámico y supone una fuerte declaración de intenciones. Es exactamente el tipo de automóvil que Kia debería fabricar”.

Kia GT – dimensiones principales

Longitud 4690 mm

Anchura 1890 mm

Altura 1380 mm

Batalla 2860 mm

Datos técnicos más importantes

Motor = Lamda V6, 3.3-litros T-GDI [turboalimentado, injección directa]

Max potencia = 395 CVs

Max par = 534 Nm

Transmisión = 8 vel automático

 

Imagen de previsualización de YouTube


Contenidos relacionados


Publicado por kia-prensa | 1:26 pm en Notas de Prensa, Notas prensa salones
Etiquetas: ,