Kia Track’ster concept, desafío al diseño

  • Debut europeo para el prototipo cupé de altas prestaciones basado en el Soul.
  • Diseño provocador, tracción total y 215 CV.

Haciendo su debut europeo en Ginebra se encuentra el llamativo Kia Track’ster concept, un prototipo del Soul cupé de tres puertas con altas prestaciones que muestra un potencial futuro del exitoso vehículo urbano del segmento B de Kia.

“La idea fue hacer que el Track’ster tuviera un aspecto fuerte, como un bulldog”, declara Tom Kearns, Director de Diseño de Kia Motors America. “Pero este automóvil tenía también que ser accesible. Queríamos basar este vehículo en un concepto real, de manera que la gente supiera inmediatamente que se trata de un Soul, pero aún más singular. Tenía que ser una interpretación audaz que desafiara la idea que tiene la gente sobre lo que debe ser un Kia deportivo”.

La posición a la que se refiere Kearns comienza con la sugestiva combinación de colores exteriores, Whiteout e Inferno Orange. La parrilla, identificativa del nuevo ADN de Kia, está fabricada con fibra de carbono y flanqueada por los faros, se extienden hacia atrás sobre las ensanchadas aletas laterales. En el frontal lo que más llama la atención es la rejilla de admisión inferior, que se ha ampliado para permitir que haya mayor flujo de aire hacia el motor. El labio deflector inferior, también realizado con fibra de carbono y acabado en naranja, se ubica muy cerca del suelo y subraya la estampa agresiva de este automóvil.

Si bien el concept expuesto en Ginebra es prácticamente igual al que originalmente se dio a conocer en el Salón de Chicago, para Europa se han realizado pequeñas alteraciones.  En lugar de un motor de gasolina de 2.0 litros turboalimentado que proporciona 253 CV, el concept expuesto está impulsado con un motor de gasolina de 1.6 litros y cuenta con turbocompresor e inyección directa de gasolina (GDI) para producir 215 CV a través de las cuatro ruedas, con un sistema de tracción total controlado electrónicamente. La transmisión manual de seis marchas y mando con recorridos cortos se maneja con un pomo esférico sobre una palanca corta. La suspensión deportiva rebajada, puesta a punto para su uso en circuito, proporciona una sorprendente estabilidad.

Bajo las ensanchadas aletas del Track’ster se esconden las llantas monobloque de altas prestaciones, rodeadas por neumáticos Michelin Pilot Sport PS2 de tamaños 245/40 R19 (delante) y 285/35 R19 (detrás). La batalla se ha ampliado hasta 2.570 mm, es casi 250 mm mayor que la del Soul de producción. Como se espera en un automóvil con el nivel de prestaciones del Track’ster, se han instalado grandes discos de freno Brembo de 355 mm ventilados y perforados con pinzas de seis pistones en las ruedas delanteras, y discos de 345 mm y pinzas de cuatro pistones en las traseras.

Aunque está inspirado en el Soul, este prototipo ha perdido las puertas traseras del mencionado modelo. Las puertas delanteras se han alargado y se han instalado manillas de aluminio extruido con apertura por presión, que se hacen eco del tapón del depósito, inspirado en la competición, y los singulares conjuntos LED delanteros. Las taloneras de fibra de carbono también están acabadas en naranja e incluyen conductos funcionales para la refrigeración de los frenos traseros.  El portón trasero incluye un panel horizontal naranja que acentúa la anchura de este prototipo, 1.918 mm, más de 7 mm mayor que la del Soul de producción.

Cuando se abre la puerta del conductor se descubre un interior en el que destacan unos reforzados asientos de competición tapizados con ante. El interior está revestido con piel de color gris Granite, y el volante deportivo y los paneles de las puertas están cubiertas con ante a juego. Las principales esferas indicadoras están ubicadas en profundidad, entre los paneles de instrumentos iluminados en rojo, mientras que la información auxiliar del vehículo (como la temperatura del aceite y el voltaje de la batería) se muestra en la parte superior del salpicadero. A los controles de los sistemas de navegación, entretenimiento y calefacción, ventilación y aire acondicionado se accede mediante una gran pantalla táctil ubicada justo sobre el botón arranque/parada del motor.

Los asientos traseros se han eliminado y ha sido remplazados por una bandeja de equipamiento totalmente integrada y un hueco para la rueda de repuesto. La palanca trasera que sujeta la rueda de repuesto incluye un asa de apertura rápida que permite cambiar la rueda con rapidez. “Vemos al Track’ster como un prototipo inspirado en las altas prestaciones, que podría moverse tanto en carretera como en circuitos”, continúa Kearns. “La idea fue hacer que las herramientas y el equipamiento necesario para que este vehículo esté a pleno rendimiento estuvieran fácilmente accesibles”.

Aunque actualmente no hay planes para fabricar en serie el Track’ster, el equipo del centro de diseño de Kia en California trabajó en el proyecto con entusiasmo. “Los prototipos como el Track’ster hacen que los equipos de diseño de Kia sueñen sobre lo que podría ser”, concluye Kearns.

NP. Kia Track’ster concept, desafío al diseño
Título : NP. Kia Track’ster concept, desafío al diseño
Size : 77 Ko
Type : pdf
Trackster_01
Título : Trackster_01
Size : 1 Mo
Type : zip
Trackster_02
Título : Trackster_02
Size : 1 Mo
Type : zip
Trackster_03
Título : Trackster_03
Size : 911 Ko
Type : zip
Trackster_04
Título : Trackster_04
Size : 999 Ko
Type : zip